El albergue ecológico de Selva Verde es un verdadero refugio para los amantes de la naturaleza, excursionistas, observadores de aves y de la flora y fauna, para los científicos y estudiantes; así como para los buscadores de aventuras.